ITSCA | ITS, C.A. - ¿Por qué se pone lento tu computador?

¿Por qué se pone lento tu computador?

Regresar al Entradas
ITSCA - Computador lento

¿Por qué se pone lento tu computador?

Si, es defeinitivamente espantoso tener que trabajar con un computador que tarda mil años en encender y 2 para iniciar el navegador web. La velocidad o el rendimiento de tu computador es fudamental, no solo para hacernos más productivos, también para desminuir la ansiedad y el estrés. O me vas a decir que no te estresa esperar al computador cuando estás apurado por entregar un reporte, o publicar un post.

Lo cierto es que esto constituye una de las razones primordiales por las que reformateamos el equipo (por eso de borrar la basura y volver a hacer que vaya mas rápido), o incluso comprarte un computador nuevo.

Siempre vamos a querer más rapidez, queremos acceder a otro nivel de programas, actividades y funciones que esa que tenemos, ya no da, o lo da con mucha pesadez. Hay un sinfín de mitos y verdades que esperan responder a esta pregunta, démosle un vistazo a cada una. Tal vez si entendemos por qué se pone lento tu computador, con facilidad puedes inferir cómo resolver el problema, incluso darte cuenta de si un vendedor solo quiere venderte algo o realmente quiere ayudarte al respecto.

El disco duro es pequeño

Esto es un mito, el tamaño del disco duro no tienen nada que ver con la velocidad del computador. Tal vez es razonable pensar que si un disco es pequeño es porque sea viejo (considerando los tamaños actuales), y en consecuencia, debe ser lento.

La única posibilidad de esto es que sea tan viejo el disco que su tecnología limite su velocidad, caso de los primeros discos tipo sata cuya velocidad de transferencia era de 150MB/s, y como quiera que sea, no tiene que ver con su capacidad sino con su tecnología.

Solo piensa que hoy día hay discos de 120GB que superan los 3GB/s.

El disco duro se llenó

Hubo un tiempo en el que el sistema operativo, Windows por ejemplo, requería de un espacio para lo que se conocía como el archivo de intercambio (swap file) y éste era dinámico, es decir, que su tamaño podía cambiar según las necesidades de memoria que exigiera la tarea que el usuario estuviese ejecutando.

Si el disco se llenaba, este Swap File podía no tener un tamaño adecuado y afectaba el rendimiento de tu equipo.

En cierto punto, los discos se hicieron tan grandes que empezó a ser difícil que esto ocurriera, además de que muchos usuarios empezaron a particionarlos, para dejar espacio solo para el sistema operativo y espacio para la data de forma separada.

Otros, se hicieron de otro disco para hacer más eficiente lo que se lograba con la partición. De hecho, muchos tenemos discos externos donde guardar la data importante pero ya no tan frecuente, y el disco principal donde sí está la data de uso frecuente.

Tienes el disco duro fragmentado

Otro tema de historia, lo que se fragmenta en realidad no son los discos duros sino los archivos en él. Eso quiere decir, que los archivos se dividen en múltiples fragmentos para poder ocupar los espacios vacíos.

La fragmentación hacia que la lectura de los archivos, pudiera ser más lenta pues el disco debía hacer más giros mientras se ubicaban todos los pedazos del archivo y hasta que se leyera completamente.

Parte del mantenimiento que debíamos hacer a nuestro Windows era, justamente defragmentar, para asegurar una lectura y escritura más eficiente, y al final, siempre terminaba otra vez fragmentado.

Mientras los sistemas operativos evolucionan, mejoran estas funciones. Hoy, la defragmentación es automática. Si deseas hacerla manualmente te darás cuenta de que el disco no esta fragmentado o que su nivel de fragmentación es casi ninguno.

También evolucionan los dispositivos de almacenamiento, ahora estamos reemplazando los discos duros por unidades de estado sólido, y estos conceptos ya se van borrando de nuestra mente.

En resumidas cuentas, la fragmentación del disco tampoco es excusa para la lentitud de tu equipo.

Tienes muchos programas instalados

Esto sí. Aquí hay una buena razón. En el caso de Windows, hay algo que conocemos como el registro de Windows. Es el lugar donde se almacenan todas las referencias que se requieren para que una aplicación funcione.

En el registro de Windows encuentras cosas como, de qué tamaño son los iconos, dónde están, de qué color y tamaño son las letras, el fondo de pantalla, qué programa está instalado, cómo éste interactúa con el sistema operativo, cómo usa los recursos y cuáles requiere.

La recomendación de hoy...

Envios nacionales COD

Delivery Gratis en: La Victoria, El Concejo, Cagua, Turmero y Maracay.
Si estás más lejos, consulta el valor del envío (COD) con su oficina de encomiendas de confianza

Pues bien, para no hacer esto muy extenso, en la medida en la que instalas más programas, este archivo se hace cada vez más grande y difícil de leer. Piensa además, que cada vez que abres una aplicación o cada vez que se requiere de un recurso del sistema, el registro debe ser consultado.

Lo cierto es que hay que instalar los programas que vas a usar, no se puede hacer de otro modo. En todo caso, se trata es de evitar instalar aquellos de poco o nulo uso, incluso, evitar instalar cosas solo para probar, ya que aunque al desinstalar una aplicación se borran los archivos, nunca se borra todo, ni del disco, ni del registro.

Las actualizaciones de los programas instalados son muy grandes

Todo crece, tu tamaño actual no es el que tenias al nacer. Más o menos eso pasa con los programas.

Comienzan por unas pocas líneas de código y un par de librerías y su evolución natural los lleva a ser cada vez más sofisticados.

A veces, corregir un error lleva a muchas más líneas de código, a veces se trata de añadir funciones, propiedades o características y esto al final va a parar a las librerías, ejecutables y el registro de Windows.

Con la constante conexión con Internet, las actualizaciones se realizan detrás de un proceso automático, que no solo descarga las nuevas versiones o mejoras, sino que registran más cosas en el registro de Windows.

Debemos mantener presente que, archivos más grandes, también tardan más en leerse y escribirse. Si tu equipo tiene poca memoria, entonces el swap file también se exige más, y, como esto tiene que ver con acceder al disco duro, pues, también afecta el rendimiento general.

Tienes poca memoria

La cantidad de memoria es vital para un equipo. Si, hablamos de la RAM. Todo se ejecuta desde la RAM, por lo que más RAM ayuda a que menos usemos el swap file, o sea, menos usemos el disco duro en las tareas de ejecución.

Mejorar el rendimiento general pasa por evaluar la posibilidad de poner en nuestro computador tanta memoria RAM como el bolsillo nos permita.

El computador es muy viejo

Si el equipo es muy viejo, no es culpa del computador, sino del dueño. Tal vez no haya más que hacer, hay que cambiarlo. Entre otras cosas porque se acumulan muchos aspectos que hacen casi imposible trabajar.

Si cada vez los programas son más grandes, y en consecuencia requieren más recursos, pero el equipo es el mismo que compramos hace 10 o más años, tú me dirás…

Pendiente, tampoco quiere decir que cada año debas cambiar de computador.

Repotenciar siempre es algo que puedes valorar. Eventualmente aparecen tecnologías que podemos ir integrando en nuestro computador para ganarle terreno al rendimiento y a su vida útil en general. Si lo piensas bien mientras llega la platica para un computador nuevo, puedes invertir en cosas como:

A fin de cuentas, cualquiera de estas mejoras o la suma de algunas de ellas, costará menos que un computador nuevo.

Como quiera que sea, en ITSCA.NET podemos darte el apoyo que necesites para mejorar el equipo que tienes o cambiarlo por uno nuevo listo para hacer que notes la diferencia.

(1) Comentario

  • Iriant Contestar

    Gracias por la información

    26 julio, 2022 at 11:10 am

Deja tu comentario aqui

Regresar al Entradas
Acabas de añadir este producto al carrito:

× Whatsapp
A %d blogueros les gusta esto: